El marisco suele ser un alimento muy apreciado a nivel culinario y que alcanza por norma general altos precios en el mercado, quizá por la dificultad que entraña el capturar a las diferentes especies que engloba el concepto de marisco.

A continuación vamos a mencionar algunas de las herramientas más utilizadas para la captura del marisco y explicar brevemente su funcionamiento.

La nasa: es una red de pesca pasiva. Por lo general tiene forma cilíndrica o de prisma que se va estrechando, de tal manera que la presa una vez que recorre la red cae en un depósito del que ya luego no puede salir. Para capturar determinadas especies se suele poner un cebo en el depósito, de tal manera que la presa recorra la red hasta caer allí. Las nasas para la pesca de crustáceos son de forma prismática y suelen estar fabricadas de madera. Con nasas se capturan bueyes de mar, nécoras, bogavantes, langostas y centollos.

La rasqueta: es una planchita de hierro afilada. Se pasa por las rocas para capturar principalmente percebes y mejillones de roca. Para la recolección de los percebes, los percebeiros se ayudan del truel, un aro metálico con bolsa de red y mango largo de madera.

El trasmallo: es un arte de pesca que consiste en una red de tres paños superpuestos, teniendo los paños exteriores la misma luz de malla y el central más grande y tupido. Al montarse de esta manera, las piezas quedan embolsadas en la red central no pudiendo escapar. Con este sistema se capturan bogavantes, langostas, bueyes de mar, nécoras, centollos…

El bou de vara: esta técnica es utilizada  en la ría de Arosa, el único lugar donde está permitido su uso y sujeto a fuertes restricciones reglamentarias. Básicamente se trata de una red arrastrada por el fondo de la ría con una embarcación. Su boca puede medir un máximo de seis metros. Se capturan con esta técnica zamburiñas y nécoras entre otras especies.

La fisga: la captura utilizando esta herramienta es muy antigua; se trata de una vara metálica muy afilada con la que se pincha a la presa. Se capturan de esta manera las navajas, aunque también pueden capturarse echando sal donde se detecta que están enterradas, ya que la sal hace que salgan de la arena y así el buceador puede capturarlas.

Diversos métodos, en ocasiones muy complicados, a la par que arriesgados y que requieren de gran pericia y astucia para capturar el marisco que más tarde hará las delicias de quienes gustan de estos apreciados manjares. No obstante la reglamentación en torno a estas prácticas es bastante estricta para poder respetar las especies y poder seguir disfrutando del marisco durante años y años.

En La Lonja de Orecanto tenemos a la venta un marisco de gran calidad procedente de las costas gallegas en el corazón de la Comunidad de Madrid.


http://www.lonjaorecanto.com/ES/Comida-para-llevar-Madrid/Mariscos

Tambien te recomendamos


CENTOLLO EN MADRID. MARISCO PARA LLEVAR

Uno de los mariscos más selectos y apreciados por los amantes de la buena mesa es sin lugar a dudas el centollo. Este crustáceo decápodo braquiuro...

ARROCES PARA LLEVAR

Uno de los productos más utilizados en la cocina española es sin lugar a dudas el arroz. Es un producto económico, versátil, con beneficios para...

COMPRAR PESACDO. RAPE

Rape negroNombre científico:Lophius budegassaEn otros idiomas:Black monkfish (inglés)Lotte noir (francés)Coda di rospo nero (italiano)Schwarzer...